El Palmar de Ocoa

el palmar de ocoa

El Palmar de Ocoa esta lugar ubicado en el mapa territorial de Republica Dominicana a 36 Kilómetros de la ciudad de Baní. Un pueblo de pescadores, que con sus atarrayas y movimientos coordinados, intentan proveer a sus compueblanos de alimentos frescos de mar.

Hablar de los atardeceres de Ocoa, es hablar de las pinturas de Monet, de las sinfonías de Bethoven o los jardines de Babilonia, nada se compara en belleza a este acto diario que el mar junto al sol representan delicadamente utilizando solo el horizonte como escenario. Pareciera como si el sol cada día, luego de una muy ardua labor, quisiese hacer su aparición final, elegantemente ataviándose de naranja y bañando al mar con sus rayos, es un momento totalmente espiritual.


¿Y que decir de sus playas? Dejando a un lado, las playas de arenas blancas, representantes fieles de la belleza de la costa del país, las playas de Ocoa poseen un encanto diferente, místico, encantador. Un mar azul que se degrada hasta el horizonte y se pierde en las montañas de Barahona. En ciertas ocasiones parece un manto de plata y nos recuerda el brillo de un diamante. Hay días cuando toma la tranquilidad necesaria para acunar un bebe, mientras que en otras ofrece un oleaje violento, pero solo en alta mar. Y si tienes suerte, puedes toparte con algunos delfines que visitan el área.

Podemos encontrar encantos como La playa de Corbanito comprende unos 9 kilómetros, contando con una belleza espectacular, por las características topográficas del entorno que forma el macizo meridional cuando emerge del tranquilo mar.

También encontramos reposada en el litoral de la bahía, a Playa Caracoles. Es la histórica playa por donde en 1973 desembarcó la guerrilla de Francisco Alberto Caamaño. El Puerto Tortuguero y la Playa de Monte Río junto a Punta Vigía, terminan la herradura que forma la bahía antes de salir a cayo Puerto Viejo y Agua Dulce.

No podemos dejar de mencionar la Playa Chiquita, como su nombre lo indica, es una ensenada abierta de apenas l,500 metros, arena gris, aguas cristalinas y zona de baño de mediana profundidad con ausencia de oleaje, que hacen de ella un hermoso rincón casi privado, preferido por los bañistas.

Es un lugar encantador, parece sacado de una película paradisíaca, un lugar que debe ser cuidado por sus bañistas, protegiendo su delicado ecosistema. Ahí encontramos a Palmar de Ocoa, al sur oeste de la isla, impasible, preciosa, elegante, sencilla.

Texto fincasolares.iespana.es Foto de Salvador Figueroa

Comparte este Post:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WP Like Button Plugin by Free WordPress Templates