Hoyo de Pelempito: Mezcla de aventura y emoción en Pedernales

El Hoyo de Pelempito tiene una profundidad de 700 metros y en el centro de observación se registran temperaturas desde 25 hasta cero grados centígrados. Este lugar es una gran depresión de aproximadamente 8 kilómetros cuadrados. Su fondo está localizado a 348 metros sobre el nivel mar mientras que los macizos que lo rodean alcanzan hasta 1,186 m.

Temperatura bajo cero

Las temperaturas oscilan entre los 25 grados, al mediodía, y cero grados durante la noche, según las estaciones. Mientras, los vientos sobrepasan los 80 kilómetros por hora en algunos momentos del día.

Vale la pena el camino largo

Parece una constante de la naturaleza que para llegar a los lugares más hermosos hay que recorrer largos caminos. Después de pasar la ciudad de Baní y admirar su limpieza urbana, el paisaje cambia de repente y comienza la zona de bosque seco, camino a Azua. Tras cruzar Barahona, entonces llegas al Sur profundo, donde el sol te abraza, lo que quiere decir que estás en Pedernales.

Uno de los inconvenientes del lugar es la poca señalización para acceder al Hoyo de Pelempito. Al llegar al Hoyo el problema de la falta de seguridad continua, pues hay carencias de guías que conduzcan los visitantes por el lugar.

Hospedaje

En Barahona hay algunos buenos establecimientos para hospedarse, pero son hoteles ubicados a kilómetros de la ciudad, casi al llegar a la comunidad de Paraíso. En cambio, Pedernales carece de lugares confortables para pasar la noche.

Dato Curioso: ¿Cómo se formó el “Hoyo”?

Esta depresión se ha formado por la convergencia de dos grandes fenómenos regionales:

1. Un extenso sistema de fallas normales que se orientan en dirección Nordeste-Sureste y que define paredes prácticamente verticales y escalonadas en una secuencia que permite considerar a Pelempito como un pequeño graben intramontano con tres fallas principales en su extremo noreste y una falla principal en su extremo suroeste. El sistema de fallas en cuestión se acuña hacia el noroeste y se abre en forma de abanico hacia el suroeste, siendo el Hoyo de Pelempito el área de bifurcación de este extenso sistema de fallas que corre a lo largo del eje de la Sierra de Bahoruco.

2. Un amplio proceso de erosión por disolución de las calizas eocénicas allí expuestas, algunas de las cuales son muy susceptibles a los fenómenos de disolución cársica, por lo que tienden a formar múltiples sumideros, a través de los cuales se infiltran las aguas que corren por los pequeños cauces en períodos lluviosos.

Via Conectate.com.do Foto de PedroGenaro.com

Comparte este Post:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Digg
  • LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WP Like Button Plugin by Free WordPress Templates