Mitos y Leyendas Dominicanas

Esta es la primera parte de una serie de entregas sobre los Mitos y Leyendas Dominicanas.

bakas mitos y leyendas dominicanas

Los bakás

Caminan con los ojos encendidos arrastrando cadenas con la fuerza extraña de un gran poder. Se dice que son producto de un trato con lo malo, refiriéndose así al diablo y a las fuerzas del mal, y que a cambio de este guardián de sus intereses se tiene que pagar con el alma y la vida de sus hijos.

Se dice que estos tratos se hacen para conseguir dinero, tierras, vacas, gallinas, para lo que usted quiera, que si es dinero, va y se lo roba a otro y se lo trae, si son vacas se las quita a quien las tiene para dárselas a usted, si son frutos, le quita las flores a los cultivos ajenos y las pone en los suyos; Si es para cuidarle los bienes, impide que le cojan hasta una naranja. Puede aparecer con la forma de un perro, un toro o un buey, una gallina o un gallo hasta manilo, una gato, una vaca, cualquier animal, por inofensivo que aparente ser, y algunos estudiosos, refieren que también puede ser un muñeco.

Lo pueden hacer de distintas maneras pero generalmente necesitan un brujo, siendo los mas reputados haitianos, aunque en el país existen numerosos nacionales expertos en esas cosas. Una forma de hacerlo es sembrando un huevo un viernes santo y sacándolo para que empolle siete viernes después, algunos dicen que con tenerlo dándole calor en los sobacos por esos siete viernes se consigue que el pollito que saque ese huevo sea un baká-pollo. En la zona rural, y en muchos casos en las ciudades, se dice que todo hombre con poder económico tiene un baká que lo ha ayudado, y se relacionan las tragedias que los acompañan con frecuencia con el pago que tiene que hacerse por poseerlos.

Los bakás a veces golpean a sus dueños cuando existen problemas con los convenios, ocasionan roturas de familias, principalmente cuando comienzan a morirse los hijos.

Las historias y narraciones sobre los bakás son innumerables, así como las personas que han intentado violentar los contratos que han hecho con el diablo, llegando algunas a lograrlo.

El baka del señor Mota

En el ingenio consuelo se recuerdan las historias de un perro grande que cambiaba de forma y de tamaño, que muchos entendieron que era el baka del José Mota, el cual se aparecía por todos lugares produciendo pavor entre la gente, que lo veía como la encarnación de todo lo malo, por lo cual le tiraban pedradas constante e inmisericordemente de manera que cada vez que los católicos iban los domingos a la iglesia alcanzaban a ver a José Mota cojeando y maltrecho.

Entre sus maldades se le acumulo el matarle los animales a los vecinos, como fue el caso de un día que una hermosa crianza de patos y patas se convirtió en un grupo de animales muertos sin sangre y sin cabeza repartidos por todo el patio.

BACÁ – continuación otra anécdota

Según las creencias de quienes admiten su existencia, es un ser exigentes que requiere de quien lo posee enormes sacrificios consistentes hasta en personas de la familia, por eso, la enfermedad o muerte de un miembro de la familia a quien se le atribuye la posesión de tal ente, es siempre considerada como obra de este y no por la disposición de quien lo regula en el mundo.

Antolín El Cibaeño, un amigo que conocí en La Maguana hace mucho tiempo recibió de María Francisca el regalo de dos gatos negros, para el cuidado de su almacén no hace muchos años, cuyos animales crecieron muy hermosos gracias al cuidado que se les dio, pero resulta que un día un campesino se aventura a pasar a un apartamento contiguo a la tienda del Señor Antolín y se encuentra que sobre la mesa está sentado uno de los gatos relamiéndose su pata, dando eso lugar a que el campesino saliera del lugar muerto de miedo para decirle a un compañero que le esperaba fuera, ! Compadre, me he salvado de casualidad, ese hombre tiene un pichón!

Se refería a un Bacá que tenía el Señor Antolín en su casa para que le prosperara el negocio, y ese hombre debe estar pensando que estuvo en lo cierto al ver que Don Antolín, al dejar el comercio, se dedicó a la ganadería con relativo éxito  y que un año después se suicidó ahorcándose de un árbol.

Lago Enriquillo Mitos y Leyendas dominicanas

Lago Enriquillo

El lago Enriquillo de hoy, a más de 40 metros abajo del nivel del mar, se ha replegado como un niño ofendido hacia su cuna; Lo ha hecho otras veces, y como estos al olvidar lo que los ofende ha vuelto a crecerse, como hizo hace unos decenios acabando con sembradíos y arrastrando todo lo que encontró a su paso. En su longitud se recogen historias de luces que se alcanzaban a ver y cuando usted se acerca no encuentra nada, así como de almas que desandan por sus orillas.

Dice un pescador que cuando el viejo Clemente murió, fueron muchos los que escucharon el chapoteo de las aguas y vieron un becerro misterioso entrar y salir del agua; dice también de lo bondadoso de ese hombre que daba lo que tenía para comer al que lo necesitaba. Se habla de la gente que se observa a lo lejos en sus orillas con ropajes blancos a las que nadie puede ver de cerca sin que se desaparezcan y que nadie duerme en sus riveras sin tener pesadillas.

LOS BIEMBIENES

Ligado al mito de la ciguapa y al de los indios, aparece la leyenda de los biembienes o vienvienes. Desde el siglo XVIII, la existencia de estos seres se sitúa en unas montañas llamadas Bahoruco, donde se refugiaban los negros cimarrones que huían de la esclavitud colonial y algunos indios levantados contra la ocupación española.

Junto con algunas similitudes lingüísticas con el indiene francés y el vienvien haitiano, (vocablos que designaban al indio y al mestizo de negro e india respectivamente) todo lleva a pensar que a estos hombres alzados los transformó la fantasía popular en seres de leyenda. Los biembienes son seres salvajes, conformados en clanes escondidos en las montañas. Viven desnudos y de forma irracional, y emiten gruñidos como único lenguaje. Su aspecto es feo y desagradable, tienen el cuerpo enjuto, deforme y de muy baja estatura.

Dicen que son ágiles trepadores de árboles y barrancos y que atacan en grupos desordenados. Aseguran las leyendas que estos hombrecitos de las cordilleras, salen de noche de sus escondrijos a proveerse de alimentos en los conucos, y que como la ciguapa, dejan huellas al revés para que no se les descubra el paradero.

Se asegura que entre los biembienes hay algunos que comen carne humana obtenida por sacrificio. Se llaman “mondongos” y tienen el pelo rojo amarillento. Añade la leyenda que cuando alguna persona se acerca al territorio de los biembienes estos lo espantan con gritos y alaridos amenazadores…

LA JUPIA

Las opias eran para los indios las ánimas de los hombres muertos; una especie de espíritus femeninos del aire que hacían aparición incorporal durante las noches. Junto a esta entidad, aparece en la leyenda indígena el operito, fantasma nocturno con forma humana, que era conocido porque al no ser engendro natural de útero humano carecía de ombligo. Hoy la leyenda indígena es recordada por los campesinos en la aparición de la Jupia, mujer fantasmal que ronda por los montes oscuros en las noches silenciosas y profundas de los campos…

 

 

Mal de Ojo Mitos y Leyendas dominicanas

Mal de Ojo

El mal de ojo, o aojamiento es un fenómeno supersticioso, en el que como su nombre indica se produce un mal a una persona a través de la mirada. De esta persona afectada se dice que “está ojeada, o que le echaron mal de ojo, o el ojo encima”. Este no debe de confundirse con otras manifestaciones mágico supersticiosas, como los hechizos, el vudú o las maldiciones.

El proceso del aojamiento El mal de ojo, como proceso, puede venir dado de manera voluntaria o involuntaria, y es, según la creencia popular, efecto de la envidia admiración del “emisor”, que a través de su mirada (ya sea directa, en símbolo o incluso mental) provoca un mal en el envidiado/admirado.

Los síntomas del alojamiento en la cultura popular son los de un cansancio, adormecimiento o pesadez, que termina enfermando gravemente a su víctima.

 Remedios contra el mal de ojo Popularmente se han buscado diferentes remedios, ya sea para la prevención, como por ejemplo pisar los zapatos nuevos de familiares y amigos (como mecanismo para evitar la envidia), escupir a los bebes o embarazadas (en las culturas populares se considera la saliva como protectora), la interposición de objetos considerados como mágicos (como los bordones – Makilak – en las regiones vascongadas) o protectores mágico-religiosos, como estampillas de santos, oraciones, etc.

La cura del mal de ojo, la cultura popular suele dejarlo en manos de curanderos, que realizan rituales más o menos rocambolescos. No en todas partes se utiliza esa forma de protección o curamiento ya que los lugares o países de creencia son diferentes. Por ejemplo, en Chile, muchas veces se santigua a los bebés, en una especie de unión de las tradiciones cristianas y las paganas; en Perú y México se pasa un huevo o un cuy por todo el cuerpo del afectado para extraer el mal.

Protección contra el mal de ojo: Se considera una protección ponerle un objeto llamativo al envidiado o afectado, una cinta roja es lo más común a modo de llamar la atención de la mirada del observador y colgar amuletos que sirven como escudo al mal. Los amuletos más comunes utilizados en Latinoamérica son: una semilla llamada ojo de venado, cuentas de vidrio (Chaquira) roja y negra, un imperdible de plata con un ojo azul de vidrio, ámbar, etc.

Reina de las americas Mitos y Leyendas dominicanas

LA REINA DE LAS AMÉRICAS

Todo comienza en la República Dominicana, donde hace ya unos años se reporta la muerte de Natalia Coss, una bella joven, ex-reina de belleza local, a la cual se le conocía popularmente como “la reina del pueblo”. Natalia tenía todo lo que cualquier chica podía desear: era bella, vivía bien, y está comprometida con un joven y apuesto músico.

Luego de una relación de varios años con este músico, decidieron contraer nupcias, luego del festejo, Natalia y su ahora esposo, viajaban por la autopista de Las Américas, en República Dominicana, en dirección al aeropuerto internacional, donde tomarían un avión que los llevaría a su luna de miel. Era una noche un poco lluviosa, y la autopista se encontraba mojada, de repente un auto se atravesó y el joven músico perdió el control del automóvil, estrellándose contra uno de los muros de contención, siendo el fin de la joven pareja, de la cual solo se recuperó el cuerpo de la joven, por pedazos.

Un mes después del accidente, empezaron a reportarse testimonios de personas diciendo que cuando llovía, se veía a una joven vestida de novia vagar por la autopista. Varios hombres aseguraron haberla visto, pero no había pruebas, por lo que el caso se cerró.

Redactado por José Carlos Arcila

Comparte este Post:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Digg
  • LinkedIn

9 thoughts on “Mitos y Leyendas Dominicanas

  1. 4y9m.header.us

    Boy, the Zen gang has so much more fun than us banal Shambhala people. We started out with a wildly flamboyant teacher and it seems like everything since has been about homogenizing and smiling sweetly and creating McDharma centers. I just might have to find myself some black cushions and decamp to the local Zen center where I can stir up trouble by declaring my loyalty to Brad. (I do that a lot at Shambhala gatherings but they all just stare at me blankly, they are really not a bunch that likes to go off the reservation.)

    [Reply]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

WP Like Button Plugin by Free WordPress Templates