Viajard.com

Visita y Conoce Republica Dominicana

El Arco del Triunfo de San Juan de La Maguana

Arco del Triunfo de San Juan de La Maguana

No tiene para nada que compararle este grandioso monumento al Arco de Triunfo de París, el monumento Sanjuanero se encuentra situado en una plaza circular donde converge la céntrica anchurosa Avenida Independencia con la calle San Juan Bautista, es una arquitectura de dos gigantescos pilares que representan el progreso material de la ciudad, teniendo en su frente al majestuoso Hotel Maguana, el Ayuntamiento Municipal, el Palacio de Justicia, el parque Duarte y otros monumentos que son símbolos de identidad sanjuanera.

La historia de El Arco del Triunfo de San Juan todo empieza con la visita que realizó el presidente Rafael L. Trujillo a la sede de la Revista Santomé en 1933, pasando junto a su comitiva por un arco de madera montado en la intersección de la calle Independencia y Colón. Pero el dictador no sería autor ni realizador de esa obra, hecha en 1939; sino un grupo de notables munícipes, entre ellos,  Isa Michelén, Víctor Manuel Montes de Oca (Nene), Lolito Piña Puello, Surín Valenzuela, José Vinicio Saladín y Pedro J. Heyaime, quienes contrataron los servicios de Guillermo Prince, considerado el padre de la construcción en San Juan, y de un maestro constructor vegano de apellido Mendoza, que utilizó albañiles y obreros aportados por los alcaldes pedáneos de toda la provincia.

El Arco del Triunfo es actualmente un lugar de interés turístico por su historia y atractivo escultural que está siendo promocionado en postales y publicidad televisada, a cargo de agencias de viaje y promotores de turismo y cultura. Y ese interés turístico tiende a crecer porque la gente quiere conocer el lugar de origen del presidente Medina, un estadista que se maneja con prudencia, frugalidad y sabiduría. Y quiere conocer también la gente buena, amable de San Juan.

Via Listindiario

La Iglesia Sagrado Corazón de Jesús en Moca

El majestuoso santuario de la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús ubicado en la Provincia Espaillat, Moca, el santuario es  Patrimonio Monumental de la República declarado el 8 de agosto de 2006, por el Poder Ejecutivo, mediante decreto,  siendo uno de los más hermosos de los que existen en el país.

Fue erigida y constituida por decreto expedido por Monseñor Fernando Arturo de Meriño el 20 de febrero de 1888, aniversario de la elección del Papa León XIII.

La foto es de @OcDiaz

El Palacio de Engombe

El Palacio de Engombe fué un asentamiento de esclavos que data de la época Colonial, este hermoso lugar histórico ha sido rescatado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y declarado zona protegida.

Cuenta con arquitectura de la época Colonial, una iglesia y un trapiche, los cuales se conservan solo el aspecto construido en piedras. Su nombre se asocia a la voz africana que denomina /n-gombe/ al ganado o a los bueyes, esta situado a 500 metros del peaje de la autopista 6 de noviembre que conduce desde la ciudad de Santo Domingo hacia la provincia San Cristóbal y limitada por las caudalosas aguas del río Haina.

Las Ruinas de Engombe fue declarada área protegida por el decreto 183-93, emitido por el entonces presidente Joaquín Balaguer, donde esos terrenos quedan bajo el control del Estado Dominicano.

Visitar el parque ecológico ruinas de engombe es un placer que no se debe perderse, ya sea solo o en familia, disfrute de este maravilloso santuario rico en recursos naturales.

Via mtbdominicana.com , noticiaspordentro.net  Foto por rivas.miolan

La Nueva Plaza de La Bandera

La Plaza de La Bandera monumento patriótico que busca rendir homenaje a uno de los más importantes símbolos patrios de la nación, se construyó en 1978 durante  el gobierno de  Joaquín Balaguer, situada entre las  avenidas Luperón y 27 de Febrero, representa el centro de la ciudad de Santo Domingo.

Un monumento patriótico que busca rendir homenaje a uno de los más importantes símbolos patrios de la nación.

Un Arco del Triunfo se localiza en el centro, a los lados están dos ángeles que representan: La Gloria y el Honor; al centro, bajo el arco, una gran escultura de Juan de Avalo, que representa “La Madre Patria” que protege y sostiene al soldado caído por defenderla.

Las fotos son las mas reciente después de su inauguración. Ver Mas fotos flickr.com

Info Via:  conectate.com.do , hoy.com.do

Visitando el Monumento Natural Cabo Francés Viejo

UNA PEQUEÑA ÁREA PROTEGIDA EN LA PROVINCIA MARÍA TRINIDAD SÁNCHEZ QUE CONCENTRA CASI TODOS LOS PAISAJES DEL TRÓPICO

El parque nacional creado el 2 de mayo de 1974 es, desde el 2009, el Monumento Natural Cabo Francés Viejo. Aunque pequeñito mide apenas 1.5 kilómetros cuadrados, es uno de los enclaves favoritos de fotógrafos y viajeros que encuentran en un solo lugar todos los paisajes del trópico: playas, acantilados, ensenadas, aves, flores, románticos caminos vecinales bordeados de flamboyanes y húmedos bosques.

Ecoturismo en la Costa Verde
De cara al Atlántico, al norte de la provincia María Trinidad Sánchez, el promontorio de Cabrera constituye una de las principales regiones cársticas del país. Sus terrazas escalonadas, formadas por rocas calizas emergidas del fondo marino en la era terciaria, son de poca altura y de fácil exploración, pero un tanto peligrosas, debido a las rocas que se desprenden de los farallones y que, vistas de lo alto, sobrecogen momentáneamente el corazón.

La playa El Bretón, el cabo Francés y las puntas costeras del promontorio, ubicadas al noroeste del centro del municipio de Cabrera, son los principales atractivos del Monumento Natural Cabo Francés Viejo. Todo junto conforma un destino que, por sus peculiares vistas panorámicas, bien merece anotarse en la ruta de todo viajero.

Miguel Gil, guardaparques del área protegida desde hace 10 años, es el encargado de contar a los visitantes el origen del nombre del cabo y de la playa. Francés fue un señor que vivió en la zona en el siglo XVII y francés era el barco que encalló en estas aguas en un año que Gil no recuerda. El nombre del barco, dicen, era Bretón, y por eso la playa y la comunidad adoptaron el mote.

Los faros y la playa
Una vez en la caseta de Medio Ambiente, se baja a la playa por un sendero de piedras; otro sendero, de tierra, comunica con los faros. Se supone que la entrada debe pagarse, pero qué va. Gil se conforma con lo que la gente pueda dar y con que mantengan limpio el lugar. Responde amablemente a las preguntas de los curiosos mientras señala los bosques de penda en flor, javillas, guásima y caoba recién sembradas que anteceden a la punta de los faros y a un mirador. Gil admite que sí, que el lugar estuvo mucho tiempo impresentable pero que las cosas han cambiado mucho.

Los tres faros, con todo y el abandono en que se encuentran, dan lucimiento al lugar. El primero, construido con hierro y granza, debe tener entre 100 y 150 años, explica Gil; el segundo, construido durante la era de Trujillo, anda por los 65. El tercero lo tumbó el salitre y en su lugar fue levantado otro de hierro, durante el gobierno de Hipólito Mejía, en cuya construcción participó Gil. Los faros no funcionan porque la fotocelda del único que alumbraba se dañó y nadie se atreve a subir a cambiarla. Y porque la Marina de Guerra tampoco le da mantenimiento, se queja Gil.

Y luego está la playa El Bretón. Dando por sentado que muchas veces la belleza de un paisaje es muy difícil de describir, nos quedamos con sus colores y los chorros de agua de un río subterráneo que desemboca en una de las terrazas que le sirven de límite.

CÓMO LLEGAR AL MONUMENTO NATURAL
Tomando la carretera Nagua-Cabrera-Río San Juan, Cabo Francés Viejo se encuentra a unos 3 km después del centro de Cabrera, en la comunidad El Bretón. Aunque conocer todo el parque se toma unas horas, el Ministerio de Medio Ambiente permite acampar en los alrededores de la caseta para visitantes. Detrás de la caseta hay una cueva poco explorada por donde pasa un arroyo de agua dulce y en la que, dijo Gil, abundan las culebras.

Si desea visitar el monumento natural con un grupo organizado, la agencia ecoturística Explora Dominicana programa viajes regulares a la zona como parte de su excursión  “Explora la Costa Verde”.

Via  Yaniris Lopez, en
Listin Diario

El Reloj De Montecristi

El reloj público de San Fernando de Montecristi, estructura en hierro símbolo de la ciudad -con forma semejante a una botella de champaña- fue construido por idea del venezolano Benigno Daniel Conde Vásquez quien junto al Ayuntamiento de la ciudad recolectó fondos para su compra.

Fabricado en Francia por el relojero Jean Paul Garnier a un costo de 15,000 pesos mejicanos, había servido en la ciudad francesa de Saint- Germain-en-Laye. Transportado desde Francia en el vapor “Lavinia”, fue llevado en carro de tranvía hasta su lugar original, el Parque Duarte- antigua Plaza de Armas- e instalado desde el 11 de marzo de 1895 siendo inaugurado el 29 de junio de ese mismo año.

En las celebraciones de su inauguración estuvieron presentes el general dominicano Máximo Gómez y el apóstol cubano José Martí, quien expresó: “Este reloj marcará muy pronto la hora de redención de Cuba”. La altura de la torre alcanza los 96 pies. Ha sido restaurado en tres ocasiones. Montecristi contó con locomotora desde 1875; el acueducto fue inaugurado en 1889; se instalaron teléfonos en 1895 y por su puerto llegaron al país los primeros camiones.

Via elmasvariado

El Monumento del Movimiento 14 de Junio en Constanza

El 14 de junio de 1959, tropas del Movimiento de Liberación Dominicana, un grupo de dominicanos exiliados que después de un periodo de tiempo reuniendo fondos, equipos y personas se encuentran en cuba para entrenarse en guerra de guerrillas apoyados por Fidel Castro, desembarcan en los pueblos septentrionales de Constanza, Maimón, y Estero Hondo bajo la dirección del Comandante Enrique Jimenez Moya, este esfuerzo para derrocar la tirania fue derrotada desde el punto de vista militar por el ejército y la fuerza aérea de Trujillo, pero sí logró plantar la semilla de rebelión en el pueblo dominicano.

Via santiago30caballeros

WP Like Button Plugin by Free WordPress Templates